Lo importante es empezar. Superar el punto de no retorno. Lanzarse. Comprometerse. Hacerlo realidad.

Seth Godin, ¡Hazlo!